5 criterios para elegir una empresa de traducción

Si necesita una traducción de cualquier tipo, existen varios criterios para tener en cuenta a la hora de elegir una empresa de traducción.

1. La reputación de la agencia

Antes de recurrir a una agencia de traducción, es aconsejable informarse sobre su fiabilidad. En primer lugar, ¿la empresa en cuestión cuenta con un sitio web? De ser así, consulte toda la información que pueda encontrar en el sitio. A través de la vitrina de la empresa que tiene ante sus ojos, podrá hacerse una idea de los servicios que ofrece. También aproveche esa mágica herramienta llamada Internet en la que podrá encontrar comentarios de otros clientes. ¿Esos clientes recomiendan los servicios de esa agencia? ¿Han quedado conformes con ella? Con el mismo objetivo, visite plataformas en línea, como Proz, para verificar la fiabilidad de las agencias y de los traductores.

2. Los servicios prestados por traductores profesionales

En teoría, la agencia de traducción se encarga de confiar sus proyectos a traductores competentes. Pero ¿cómo es en la práctica? Si desea estar seguro, no dude en solicitar los CV de los traductores que trabajarán para usted. Infórmese sobre su trayectoria universitaria, su formación, su experiencia, sus especializaciones… La calidad de sus proyectos de traducción está en juego. Sin duda, una vez que haya forjado una relación de confianza con su agencia de traducción, esta etapa podrá omitirla.

3. La calidad de los servicios de traducción

Obviamente, si recurre a una empresa de traducción es porque aspira a tener resultados de calidad. Sobre todo, si piensa publicar el documento o enviárselo a un socio comercial. Para obtener resultados fiables, procure confiar su proyecto a un traductor especializado en el área temática requerida. Cuando se trata de una traducción comercial, jurídica o médica, solo un experto en la materia podrá entregarle un trabajo impecable. Tómese un tiempo y hable con el jefe de proyecto para asegurarse de que confíen su proyecto a la persona indicada.

4. El plazo de entrega

El plazo de entrega es otro criterio que debe tenerse en cuenta. ¿Necesita hacer una traducción urgente? Algunas agencias se diferencian por su pronta reacción y están en condiciones de responder rápidamente gracias a su amplia red de traductores profesionales. Pero ¡cuidado!, «urgencia» y «calidad» no son cualidades incompatibles. Si una empresa de traducción impone una producción de 5000 palabras por día a sus colaboradores, la calidad del resultado se verá comprometida. La clave, en estos casos, es distribuir el trabajo entre diferentes traductores y unificar el resultado final.

5. El precio

Y el último criterio, pero no menos importante es el precio. Hay muchas agencias de traducción, por lo tanto, la competencia está muy presente. Infórmese sobre la relación precio-calidad y sobre los diferentes tipos de servicios que ofrecen en el mercado. Luego, elija la solución que más se adapte a su presupuesto y a sus expectativas.

Pídanos un presupuesto de traducción gratuito.