Los 6 conocimientos indispensables de un buen traductor

La lista de conocimientos indispensables del traductor para que un proveedor de servicios de traducción de calidad lo contrate.

¡Qué difícil es reconocer a un buen traductor cuando trabaja! Vemos una persona sentada delante de su computadora y después de un tiempo habrá dos resultados posibles: una buena o una mala traducción. Pero si queremos ser más específicos, podríamos detallar seis conocimientos que un traductor debería contar para poder ser contratado por un buen proveedor de servicios de traducción. Conocimiento de la lengua fuente, de la lengua meta, de las conexiones interlingüísticas, de los contextos culturales, del sujeto y de los mecanismos de transmisión de sentido.

Ya sea para una traducción comercial, una traducción de página webo una traducción audiovisual, una buena agencia de traducción debe garantizar que sus traductores tengan en su haber seis conocimientos:

1. Conocimiento de la lengua fuente

El traductor debe conocer con profundidad el idioma que está traduciendo para no perderse ningún implícito de la lengua.

2. Conocimiento de la lengua meta

El traductor también debe dominar perfectamente la lengua de llegada para poder restituir por ejemplo el registro de lengua o el tono del texto original.

3. Conocimiento de las conexiones interlingüísticas

Saber dos lenguas no es fácil pero tampoco alcanza: el traductor también debe apoyarse en su comprensión de las correlaciones etimológicas e idiomáticas entre los dos idiomas implicados en el proceso de la traducción.

4. Conocimiento de los contextos culturales

Y hay más: además de conocer las dos lenguas y la relación entre ellas, el traductor debe trabajar a partir del conocimiento de las dos culturas en cuestión. Una lengua es un conjunto de palabras y de reglas gramaticales, pero también es un amplio sistema de connotaciones y de referencias culturales.

5. Conocimiento del tema

Los conocimientos de los traductores no sólo deben ser lingüísticos: también es necesario que esté familiarizado con el tema del documento a traducir (esos conocimientos incluyen acepciones y léxico específicos sobre un campo determinado).

6. Conocimiento de los mecanismos de transmisión de sentido

El traductor también debe saber cuándo recurrir a la traducción literal o equivalencia formal y cuándo buscar alguna equivalencia funcional o dinámica para restablecer el sentido del texto de la manera más fiel posible.

Por lo tanto, el papel del traductor puede asociarse con el de un artista que interpreta una obra. Los servicios de traducción implican tomar decisiones que a su vez exigen una interpretación. Esto concierne especialmente la traducción literaria, pero también es válido para otros tipos de traducciones como la traducción científica o la traducción jurídica.

Descubra nuestra agencia de traducción.