¿Habla usted spanglish?

El spanglish, que viene de las palabras spanish (español) e english (inglés), es un nuevo idioma o dialecto que combina el inglés con el español. Se han realizado pocas investigaciones, pero se cree que este idioma vio la luz a principios de los años setenta en California, Texas, Arizona y Nuevo México, cuya comunidad hispana es muy numerosa. Los Estados Unidos cuentan hoy con más de cincuenta millones de hispanoparlantes, y se estima que la mitad de ellos habla spanglish.

Si bien este idioma se propaga cada vez más en los medios de comunicación o en las campañas publicitarias, las opiniones son muchas y variadas.

Por un lado, tenemos a los más optimistas que piensan que gracias a esta lengua, aún un tanto informal, facilita la comunicación y, por ende, la integración de la comunidad hispana en los Estados Unidos. Según Ilan Stavans, ferviente defensor del spanglish, este dialecto no afecta para nada al inglés ni al español, pero podría ser una forma de promover el aprendizaje de la lengua de Shakespeare. Además, en 2003, publicó un libro dedicado al spanglish The making of a new American language, en el que ofrece una traducción del primer capítulo del El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en ese dialecto. También da clases de este nuevo idioma en la Universidad de Amherst (Estados Unidos) y está elaborando un diccionario.

Por otro lado, tenemos a los detractores que piensan que esta lengua está destruyendo la belleza, la riqueza y el alma de la lengua inglesa y la de Cervantes. Recordemos también que la Real Academia Española, a través de un video titulado «lengua madre solo hay una», critica abiertamente el uso del spanglish en las campañas publicitarias.

Si el tema les interesa, pueden ver la película Spanglish, dirigida por James L. Brooks, que trata sobre este nuevo dialecto.

Pequeño diccionario del Spanglish:

Watch out se dice gauchau.
Average (promedio) se transforma en averaje.
To lunch (almorzar) se convierte en lanchar.
To load (descargar) se vuelve lodear.
Please (por favor) se traduce por plis.
To park (estacionar) se dice parquear.
To wrap (envolver) se transforma en drapear.
To text (enviar un mensaje) se convierte en textear.
Tough (duro) se vuelve tof.
Rent (alquilar) se convierte en rentear.

Y ustedes, ¿qué piensan? ¿Tienen otros ejemplos para aportar a la lista?

Descubra nuestra agencia de traducción