Historia de traducciones: la Biblia

La Biblia se tradujo integralmente en 531 lenguas y parcialmente en 2883 idiomas.  Transcurrieron más de dos mil años de Historia y de traducciones desde las primeras versiones realizadas de los Tárgumes antes de la era cristiana. Hagamos un breve repaso de la extensa historia de las traducciones de la Biblia.

Ptolomeo II y la Biblia Septuaginta

Los primeros textos traducidos conocidos son el Tratado de Qadesh y la piedra de Rosetta pero también una traducción del Antiguo Testamento. Ésta fue encargada por Ptolomeo II, faraón del siglo III a. C. Ptolomeo, apasionado de las ciencias y las artes, es el responsable del auge cultural de Alejandría, así como de la traducción de la Torá del hebreo al griego. Creó una agencia de traducción de 72 sabios (seis para cada una de las 12 tribus de Israel) porque quería que los judíos de su época que se encontraban en el territorio egipcio y ya no dominaban el hebreo pudieran leer las Escrituras. De este trabajo resultó la Biblia Septuaginta en la que se basaron las traducciones antiguas de la Biblia al latín, copto o armenio.

San Jerónimo y la Vulgata

En los primeros siglos después de Cristo, la Biblia se tradujo de forma intermitente del griego al latín. Este conjunto de textos dispares se llama la Vetus Latina. Debemos a San Jerónimo la primera versión de la Biblia en latín popular, la Vulgata, redactada circa 384. Este texto fue la versión de referencia de toda la cristiandad durante el Medioevo ya que el latín representaba la lingua franca cristiana de ese período.

Alfredo el Grande y los fragmentos del Éxodo

Alfredo el Grande, rey de Wessex, fue uno de los primeros en el mundo occidental en producir la traducción de fragmentos de la Biblia hacia una lengua diferente del latín: cerca del año 900, ordenó la traducción de los 10 Mandamientos y del Pentateuco en lengua vernácula y los adjuntó a un conjunto de leyes promulgadas. Antes del final del primer milenio, los cuatro Evangelios ya habían sido traducidos en dialecto sajón occidental.

Martín Lutero y la primera Biblia en alemán

Sin embargo, la Iglesia no veía estas traducciones en lengua vulgar con buenos ojos. Tal es así que habrá que esperar hasta 1522 para tener una traducción completa del Nuevo Testamento en lengua vulgar: se trata por supuesto de la versión alemana de Martín Lutero, traducida e impresa en el exilio (el Antiguo Testamento se tradujo, imprimió y publicó en 1534 gracias a los servicios de traducción proporcionados por los colaboradores de Lutero).  Esta traducción escrita en una variante de la lengua sajona fue pensada para que sea entendida por todos los alemanes. En ese sentido, fue una etapa fundamental para la creación de una lengua común a todos los alemanes.