Baudelaire, traductor de Edgar Allan Poe

Gracias a las traducciones de Baudelaire, la obra de Edgar Allan Poe se difundió a gran escala en Francia. El trabajo de traductor del poeta maldito.

Después de hablar de Mark Twain y Julio Cortázar, elegimos a otro famoso autor: Charles Baudelaire. Volvemos sobre una faceta tal vez menos conocida de la obra del autor de Las Flores del Mal: Baudelaire traductor de Edgar Allan Poe.

Baudelaire, el poeta maldito por excelencia

Querer escribir lo Bello y leer que en sus páginas «lo innoble raya en lo infecto». Vivir una vida de dandy, pero sin un centavo. Tomar láudano para combatir el dolor de cabeza y otros síntomas de la sífilis y terminar dependiendo del opio. Huir de su país, condenado y endeudado, rumbo a Bélgica y descubrir allí un compendio de lo que detesta. Ser un gran poeta solamente reconocido en vida por unos pocos especialistas. Odiar profundamente a un hombre durante toda la vida y ser enterrado junto a él en el momento de la muerte. ¿Usted quería ser un poeta maldito? Tiene la fórmula…

Charles Baudelaire y Edgar Allan Poe, una fraternidad literaria

Se dijo a menudo que Baudelaire había encontrado en Edgar Allan Poe un “hermano literario”, a tal punto que los temas y los principios poéticos de los dos hombres se asemejan. Baudelaire lo reconoció en una carta a Théophile Thoré en 1864: “La primera vez que abrí un libro escrito por él, vi con espanto y fascinación, no solo temas que yo soñé, sino frases pensadas por mí y escritas por él veinte años antes”.

¿Baudelaire es un imitador de Poe?

El parentesco es tal que los detractores del poeta llegarán a hacer de Baudelaire un imitador del autor norteamericano. En 1865, se defiende, no sin amargura, en una carta dirigida a la esposa de Paul Meurice: “Perdí mucho tiempo traduciendo a Edgar Poe y el gran beneficio que obtuve es que hubo gente que dijo que yo había tomado mis poesías de Poe, quien había escrito las suyas diez años antes de que yo conociera su obra”.

Baudelaire, traductor y difusor de Poe

Parece, sin embargo, que ambos autores ganaron con el trabajo del francés: las traducciones de Baudelaire permitieron una amplia difusión de la obra de Poe en Francia (obra que recién empezaba a conocerse) mientras que el poeta, cuyos problemas financieros son bien conocidos, encontró en ella una fuente de inspiración y también de manera más pragmática, de financiamiento. Así, Baudelaire tradujo durante quince años:

  • Tres volúmenes de cuentos: Historias extraordinarias, Nuevas historias extraordinarias e Historias grotescas y serias;
  • Una novela: Aventuras de Arthur Gordon Pym;
  • Un ensayo: Eureka

Descubra nuestra agencia de traducción.