Los traductores y los interprétes también son protagonistas en las películas

El trabajo solitario y laborioso del traductor pocas veces es valorado en la literatura o en el cine. En cambio, el del intérprete parece tener más “glamour”.

El trabajo solitario y laborioso del traductor pocas veces es valorado en la literatura o en el cine. En cambio, el trabajo de intérprete parece tener más “glamour”, a punto tal que se escribieron novelas y se hicieron películas en torno a este tema. Mencionemos algunos ejemplos –cuento con la ayuda de los lectores de este blog para completar la lista– de obras cuyos protagonistas no son más que intérpretes que emprenden aventuras que suelen superarlos. Los hombres se muestran como seres manipulados y a la deriva, mientras las mujeres cobran una dimensión trágica, misteriosa y seductora.

Traductores atormentados

Felicito a la Argentina, país en el que vivo, y al talentoso escritor Alan Pauls. Rimini, el personaje principal de su novela El pasado (adaptada al cine por Héctor Babenco e interpretada por Gaël García Bernal) se hundirá en el infierno tras separarse de su pareja Sofía. Traductor de profesión (cargó con la traducción de Derrida), trabajará, entre otras cosas, como intérprete francés-español antes de convertirse en profesor de tenis y amante de viejas busconas, sin jamás escapar de la presencia vengativa de su expareja.

Asimismo, el premio Nobel de Literatura, Vargas Llosa, le concedió el rol de narrador de su libro Travesuras de una niña mala, a un buen muchacho llamado Ricardo, intérprete contratado en la UNESCO y traductor de textos que, prácticamente, nadie lee.  Él también debe confrontar las “idas y vueltas de una niña mala”, una chilena seductora, sínica, sin ataduras, que solo le interesaban los viajes y el dinero, que acabará de un plumazo con este enamorado sentimental y anodino.

… e intérpretes misteriosas

Cambio de ángulo con Je l’aimais (La quise tanto) y La intérprete. En ambos casos, se trata de personajes femeninos, solteras, cosmopolitas que trabajan de intérpretes y subyugan a su pareja con su vida independiente, su pasado y sus secretos. En la novela de Anna Galvada, Pierre le confía a su nuera Chloé cómo se enamoró locamente de Mathilde, intérprete que conoció en una reunión profesional en Japón (adaptación cinematográfica realizada por Zabou Breitman y protagonizada por Marie-Josée Croze y Daniel Auteuil). En la película La intérprete de Sydney Pollack, el agente secreto Tobin Keller (Sean Penn) se siente atraído por la intérprete en la ONU, Sylvia Broome (Nicole Kidman), de quien descubre un pasado.

Descubra nuestra agencia de traducción.