¿Quieres ser traductor jurado en Niza?

El camino que debes recorrer para trabajar como traductor jurado en Niza es largo, pero está señalizado: sigue nuestro recorrido de 5 pasos.

Descubre cómo convertirte en traductor jurado en solo cinco pasos: obtener el diploma de traductor profesional, adquirir experiencia en una agencia de traducción, presentar la solicitud como candidato y su estudio, prestar juramento.

¿Qué hace un traductor jurado?

El traductor jurado o perito traductor-intérprete (ETI, según su sigla en francés) es un funcionario ministerial que certifica que un texto es traducción fiel y exacta de un documento original. Con la autorización del Ministerio de Relaciones Exteriores, el traductor jurado también oficia en las instancias administrativas y judiciales traduciendo documentos legales y oficiales.

Paso #1: obtener el diploma de traductor profesional

Para convertirte en traductor jurado, primero debes obtener el diploma de traductor profesional, es decir, deberás seguir una formación universitaria de cinco años (Máster en lengua extranjera) o estudiar en una escuela especializada. En ambos casos, tras completar el plan de estudios, deberás obtener un diploma oficial. Hay otras dos condiciones sine qua non: deberás ser mayor de edad y deberás carecer de antecedentes penales.

Paso #2: adquirir experiencia

Con tu diploma de traductor en la mano, técnicamente, podrás presentar tu solicitud para ingresar en la carrera de traductor jurado. Sin embargo, en Francia, como en muchos otros países, tener una sólida experiencia como traductor profesional es una gran ventaja. Lo que no quita que podrías presentarte no bien termines tu formación universitaria. Como los plazos son largos y la posibilidad de que te acepten en el primer intento es remota, tendrás tiempo para entrenarte, por ejemplo, en una agencia de traducción.

Paso #3: presentar la solicitud

Para llegar a ser traductor jurado o perito traductor-intérprete (ETI), deberás presentar tu solicitud ante el fiscal de la República. En los meses de enero o febrero, deberás retirar un expediente en el Tribunal de Primera Instancia (TPI) de tu distrito. Complétalo describiendo tu formación y tu experiencia profesional. La fecha límite para presentar la solicitud es generalmente el 1 de marzo.

Paso #4: estudio de la solicitud

Después de presentar la solicitud, la policía llevará a cabo una «investigación penal» (si no tienes nada que reprocharte, no hay por qué preocuparse). Después de que hayan estudiado tu expediente, por lo general, te convocarán a una audiencia con el comisario de policía o de la gendarmería para verificar la información que figura en tu solicitud. También es posible que un fiscal adjunto, un secretario judicial u otro funcionario te cite en el TPI para completar la investigación. Después, la policía envía tu expediente al Tribunal de Apelación correspondiente.

Paso #5: prestar juramento

El Tribunal de Apelación, reunido en asamblea general, tiene la facultad de otorgar el título de traductor jurado. Recién a fin de año, sabrás si tu solicitud fue aceptada. Si tal fuera el caso, te convocarán para que prestes juramento. De este modo, obtendrás el título de traductor jurado, te nombrarán por un período renovable de cinco años y figurarás en la lista oficial de traductores jurados.

Según el par de idiomas que manejes y tu experiencia laboral, si tienes suerte, prestarás juramento en tu primer intento, si no, deberás esperar unos años para obtener el título.

Descubre nuestra agencia de traducción en Niza.