¿Transcreación o traducción?

Ya ha escuchado hablar de la transcreación, pero, a decir verdad, no sabe de qué se trata. En este artículo, se lo explicaremos.

En un mundo globalizado, en el que todas las culturas parecen acercarse, traducir de un idioma a otro un mensaje, ya sea cargado de sentido y de emoción, ya sea técnico, jurídico o comercial, es un verdadero desafío al que los traductores se enfrentan todos los días. La transcreación, detrás de este nombre tan insólito, es una actividad que hoy analizaremos brevemente y que exige a los traductores contar con más conocimientos y técnicas.

¿A qué llamamos transcreación?

Para el común de los mortales, este término no tiene ningún significado. Y sin embargo, sin saberlo, leemos todos los días ejemplos de transcreación.

Este vocablo proviene de la combinación de dos palabras inglesas: translation (traducción) y creation (creación). Es un proceso creativo que se aplica esencialmente en el ámbito publicitario y de marketing. Consiste en transferir un bagaje cultural y emocional a la cultura del idioma al cual se traduce. La transcreación es el punto de unión entre la traducción, la localización y la creatividad.

¿En qué se diferencia la transcreación de la traducción?

La transcreación es muy distinta a la traducción o a la localización, y solo una persona que conoce a la perfección las dos culturas es capaz de llevar a cabo dicho trabajo.

Un eslogan publicitario no se traduce del mismo modo que un manual de instrucciones. A veces, esto puede jugarnos una mala pasada. Tomemos como ejemplo la campaña publicitaria de una famosa línea aérea estadounidense que quería anunciar a los cuatro vientos sus nuevos asientos de cuero. «Volez dans du cuir» se tradujo, en los países hispanohablantes, por «Vuela en cuero», es decir, «Vuela desnudo».

La transcreación es una traducción creativa. Uno debe alejarse del texto fuente para lograr que el lector reaccione de la misma manera al mensaje publicitario en el idioma meta. Para realizar una transcreación de calidad, es indispensable ser traductor y contar con experiencia en las áreas de publicidad y de marketing.

¿Cómo se logra una excelente transcreación?

Esta se alcanza cuando un eslogan en un idioma de destino impacta del mismo modo que lo hace en la cultura de origen. ¡Una tarea nada fácil! Un ejemplo de una excelente transcreación es, sin duda, el eslogan de un fabricante pastelero alemán muy conocido. «XXXX macht Kinder Froh und Erwachsene ebenso», este eslogan fuente podría haberse traducido literalmente por «XXXX hace tan felices a los niños como a los grandes». Sin duda, el eslogan debe tener rima, ser alegre y pegadizo. Por ello, se tradujo así «Con XXXX, la vida es bella, para grandes y pequeños».

Si desea llegar a todos los rincones del mundo, la transcreación de sus eslóganes publicitarios es clave. Sin embargo, muchas empresas no lo tienen en cuenta. La transcreación le permitirá llegar a su nuevo público objetivo y causará en él el efecto deseado.

Descubre nuestra agencia de traducción.