Una voz en representación del agua en París

La Cámara de Comercio Franco-Noruega y el crecimiento sostenible. Para un tema urgente que necesita de todos, dos intérpretes de Cultures Connection.

Los organismos internacionales ambientalistas aprovecharon el 8 de junio pasado, Día Mundial de los Océanos, para recordar sobre el estado alarmante en el que se encuentran nuestros océanos y mares. La ONU indicó que la cantidad y la extensión de los desiertos submarinos donde no prospera la vida por la falta de oxígeno aumentan exponencialmente y el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) advirtió en particular sobre la situación del mar Mediterráneo, que recibe cada año de los 22 países de la región unas 600 mil toneladas de residuos plásticos, el principal componente de la basura marina arrojada por los seres humanos. Para generar ideas que promuevan el cooperativismo internacional en pos de un desarrollo sustentable, la Cámara de Comercio Franco-Noruega y el Grupo de Amigos Francia-Europa del Norte del Senado organizaron en la previa, el último 24 de mayo, el Foro Francés-Noruego para el Crecimiento Azul Sostenible, actividad en la que Cultures Connection intervino con un servicio de interpretación de conferencia.

La elección del imponente Palacio de Luxemburgo como escenario del encuentro no es casual. Es la sede del Senado francés en París pero también representa de algún modo la enorme magnitud que ha tomado el debate en la sociedad y en los despachos políticos europeos por un problema que los supera. Miles de millones de toneladas de desperdicios se tiran al agua anualmente, en los últimos 40 años la contaminación por plástico se multiplicó por diez hasta alcanzar alrededor de 830 millones de toneladas y Europa es el segundo productor mundial de este material, que tarda años en degradarse, emite grandes componentes contaminantes y es considerado un verdadero peligro por el WWF, ya que transformaría en un futuro próximo al Mar Mediterráneo en un “mar de plástico”.

A 100 años de su nacimiento, la Cámara de Comercio Franco-Noruega reunió a unos 50 políticos, investigadores y ONGs, procedentes en su mayoría de Francia, Noruega, Estados Unidos y Reino Unido, para poder pensar en un crecimiento económico sostenido que deje de utilizar al agua como basurero. El ambiente pluricultural, típico en estos encuentros internacionales, hizo necesario que dos intérpretes profesionales trabajaran en la adaptación de las charlas del Foro del inglés al francés. Cultures Connection, con oficinas en París, gestionó el servicio de interpretación.

  • Cultures Connection, The French-Norwegian Chamber of Commerce and sustainable growth.
    Copyright: CCFN.

Interpretar en simultáneo para ganar tiempo y audiencia

Innovación y tecnología para océanos más limpios, financiamiento para un crecimiento sustentable, la integración del medio ambiente en la transición al uso de energías renovables. Caroline y Tim, los intérpretes contratados por Cultures Connection para la jornada, lidiaron con temas, conceptos y vocabularios que atraviesan diferentes campos de conocimiento interrelacionados.

Para Caroline, intérprete de conferencias por la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo, aunque hubo algunas complicaciones con el lenguaje técnico en pasajes de las charlas, este tema no fue un gran problema. “Logramos manejarlas, como siempre”, confía con complicidad. 

Ella trabaja habitualmente con Tim en servicios de interpretación de este estilo, por lo que la experiencia en equipo les fue de utilidad para ayudarse. Al no tener las presentaciones de antemano, prepararon un glosario con lo que tenían a disposición. “Chequeamos la lista de oradores, sus biografías y buscamos videos de ellos en Internet”, recuerda la intérprete.

El verdadero inconveniente, cuenta, fue la disposición de la sala donde se realizó el evento. La cabina desde la que interpretaban estaba ubicada de una manera en la que no podían apreciar tan claras las presentaciones: “Estábamos trabajando desde una cabina que estaba detrás de los oradores, así que no podíamos ver muy bien las diapositivas con las que explicaban sus ideas. Todo esto hizo que nuestro trabajo fuera extremadamente desafiante”.

A diferencia de la interpretación consecutiva, el trabajo en conferencias necesita para su funcionamiento el uso de la tecnología. Caroline y Tim trabajaron en una cabina insonorizada con un equipo de sonido de consola, auriculares y micrófonos por la que escuchaban los discursos y adaptaban los contenidos al francés en tiempo real. La audiencia, interesada, según Caroline, escuchaba con atención a través de receptores. 

De este modo, la interpretación consiguió ganar tiempo y alcanzar a un público numeroso. El mismo objetivo que se pusieron los organizadores del Foro al organizar las charlas para que cumplir los objetivos de la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible no siga pareciendo tan lejano.

Descubra nuestros servicios de interpretación.