¡Mamá, llegué! Soy traductor freelance

Recorrido por el primer año de un traductor freelance. ¿Alguna vez sentiste todo esto?

La felicidad, cuando no lo hace el cansancio, me invade. Luego de una larga búsqueda, siento que por fin me estoy realizando como ser humano y si escribo estas líneas no es para disfrutar del momento con personas en su plenitud (sería demasiado pretencioso de mi parte). Apunto al Federico del año pasado , al que aún no había vislumbrado su camino, al que no se animaba a transitarlo, a dar el primer paso, el que tenía demasiadas dudas, el que no sabía a quién escuchar entre tantos consejos y opiniones.

Transcurrió ya un año desde mis inicios como intérprete y traductor freelance a tiempo completo y un estado constante de alerta y disponibilidad, el compromiso con el trabajo,  me permitieron vencer los obstáculos que se presentaron.  La esperanza y la voluntad para llegar a ser un Intérprete de excelencia me guían para superarme, para afrontar cada trabajo y los desafíos que se presentan todos los días. La interpretación es una profesión que obliga a conocer sobre los temas más variados, por lo cual la adrenalina de descubrir algo nuevo todos los días me acompañará hasta el final.

Descubrir mi vocación, mi futuro (me soñé anciano y feliz en una cabina de interpretación; sonreía, con eso me alcanza), me obligó a cerrar los ojos e ir hacia una dirección desconocida, incierta pese a todas las averiguaciones que uno puede hacer. Cuando las convicciones y las ganas ya son incontenibles, es el momento de arriesgarse y dedicarse a lo que uno le gusta.  El camino del interpretariado me llevó primero a una etapa como traductor, y pude ver y vivir en carne propia como mis compañeros traductores independientes que conocí tenían trabajo, ideas y proyectos. Además de traducir, el trabajo incluye también conocer el entorno, practicar, estudiar, es un hermoso aprendizaje cotidiano.

Este artículo es parte de él. Mi primer artículo de la serie surgió como una presentación de quién les  escribe. La próxima entrega ya estará más centrada en problemáticas de la traducción: un estudio sobre les  “faux-amis”, los falsos amigos, del francés y español. Un tema que suele sacarnos una sonrisa y es imperativo conocer para no cometer errores trágicos. Hasta entonces.

Descubra nuestra empresa de traducción.