El traductor freelance y las vacaciones: ¿un amor imposible?

Un traductor freelance puede trabajar desde su casa o en una playa soleada: las dificultades de un traductor para desconectarse.

Todos sabemos que el traductor freelance conoce el arte de la versatilidad a la perfección. Sin problemas, puede apoyar su computadora en la esquina del escritorio, sobre sus rodillas, que se encuentre en una aerosilla, en Nueva York, en el Himalaya o en alguna playa en las Seychelles. Esta es la realidad del traductor freelance: cuando se encuentre en traje de baño y untado en crema solar, aparecerá sin ninguna duda algún trabajo urgente…

Una relación única cliente-proveedor que se debe cuidar

¡Nosotros buscamos ese estilo de trabajo! Al contactarse directamente con el cliente y ofrecerle una gestión personalizada y ultra exclusiva, sin ningún tipo de intermediarios, es nuestro deber dejar (incluso en nuestras vacaciones) que nuestro helado se derrita al borde de la pileta y dedicarse inmediatamente a las dulces exigencias del cliente. Es nuestro principal defecto, no sabemos decir que no. Y estas son las leyes del mercado, sobre todo cuando estamos comenzando en la profesión.

Las pesadillas de los debutantes

¡Recuerde sus comienzos como freelance! Eran dignos de una caricatura: mucho trabajo, rastreo de las agencias de traducción, publicitarse y traducir sin saber de horas. Solamente el póster pegado en la pared delante de usted le recuerda que las palmeras y las playas con agua cristalina existen realmente y que un día, ¡usted estará ahí! Pero lamentablemente, antes de cumplir ese sueño tan anhelado, prevea unos tres años a un ritmo desenfrenado, 10 horas por día y seis días a la semana.

Un poco de vacaciones todos los días

Por supuesto, no todo es tan negro.

Aunque deba trabajar los días feriados para entregar una traducción “para ayer”, es necesario relativizar.

Mire usted: estoy escribiendo este artículo en mi casa y hace dos horas que traduzco en pijama, con mi té Ceylan bien caliente en mi taza preferida de Spiderman y ya estoy pensando en salir a hacer algunas compras.  Esta libertad en el trabajo incide directamente en la calidad de la traducción realizada.  ¿Una agencia de traducción podría darle esta libertad? Lo dudo.

Para terminar, es muy importante saber anticipar su agenda para planificar unas vacaciones. Aunque conozca cuándo se da la temporada alta laboral, debemos admitir que esto es muy cambiante.  Al menos que encierre esclavos bilingües en el sótano con las indicaciones pertinentes, no salgo nunca más de una semana sin mi computadora ya que mi teclado QWERTY le gana a cualquiera. Estar o no conectados, esa es la cuestión.

Descubra nuestros servicios de traducción.