10 conceptos falsos sobre las agencias de traducción

Miramos a las agencias de traducción y a algunas (falsas) creencias que están bastante extendidas entre los clientes sobre las tareas de los traductores.

Segunda parte de nuestra lista de los diez conceptos erróneos acerca de los traductores. Nos centraremos en las agencias de traducción y en algunas ideas (falsas) bastante generalizadas entre los clientes.

1. «La traducción es un servicio barato.»

«La traducción puede ser barata». Una traducción puede ser incluso muy barata si, por ejemplo, pasa el texto por un programa gratuito de traducción automática en línea, y listo. Sin embargo, si desea una verdadera traducción, una  traducción de calidad, eso es otro cantar…

2.»Las mejores agencias de traducción son las más grandes.»

No siempre. Si usted tiene una gran cantidad de documentos para traducir con regularidad, tal vez. Sin embargo, si se trata de trabajos puntuales en un campo específico, una pequeña agencia especializada o un traductor autónomo con experiencia en el tema puede ser una mejor opción.

3. «No necesito una agencia de traducción, solo necesito un traductor.»

Sí, un traductor… y un revisor… y un jefe de proyecto, y un traductor más para cada idioma adicional… Pero si el proyecto es complejo (varios idiomas, urgencia, distintos tipos de contenido, formatos de archivos, etc.), una agencia de traducción, seguramente, le brindará servicios lingüísticos más apropiados.

4. «Cuanto más traductores, la calidad será mejor.»

Si utiliza servicios de traducción con regularidad, podría ser interesante contar siempre con el mismo traductor o grupo de traductores para que se haga cargo: estos traductores se familiarizarán con su contenido y su jerga, y usted aumentará la posibilidad de tener traducciones consistentes y de calidad.

5. «Fomentar la competencia entre las agencias de traducción asegura la calidad de las traducciones.»

Numerosos clientes contratan una empresa de traducción para efectuar la traducción y otra para el proofreading con la idea de obtener un mejor resultado final. Pero no siempre se logra: la agencia responsable de la revisión y de las correcciones tratará de encontrar la mayor cantidad posible de errores para demostrar que hizo un buen trabajo y, en un futuro, tomar el lugar de la agencia responsable de la traducción. Esta situación conduce inevitablemente a inventar un gran número de errores que, en definitiva, solo se trata de preferencias personales. Y el cliente termina perdiendo mucho tiempo mediando entre las dos agencias.

6. «Una traducción inversa (back translation) garantiza la calidad de una traducción.»

Retraducir un texto en su idioma original rara vez es prueba de buena calidad.

7. «Mis empleados bilingües pueden ayudarme a controlar la calidad de las traducciones de mi agencia.»

Es algo así como preguntarle a su pareja (o a cualquier otra persona que sabe cocinar) lo que ella piensa de un plato preparado por un gran chef. Solo le dirá si es rico o no, no mucho más…

8. «Para traducciones de calidad, lo importante es el control de calidad.»

De hecho, usted debería enfocarse en la calidad y no en su control: dele a su agencia de traducción todo el material y la asistencia que pueda necesitar para que ella, a su vez, le entregue una traducción de calidad (contexto, objetivo, glosarios, guías de estilo, etcétera).

9. «El texto fuente no incide en la calidad de la traducción.»

Todo lo contrario, un gran porcentaje de los «errores de traducción» se deben a un texto original mal redactado o poco claro.

10. «La tecnología debería evitarse.»

No hay que confundir la traducción automática (TA) con la traducción asistida por computadora (TAC). Las mejores traducciones son aquellas que realizan uno o varios seres humanos con ayuda de programas apropiados.

Descubra nuestros servicios de traducción.