Los mil y un pixeles de la localización de videojuegos

Así como la profesión de traductor evolucionó a lo largo de toda la historia, la localización de videojuegos es la rama de la traducción que se desarrolla con mayor rapidez. Los videojuegos son una plataforma joven que se abrió al público en los años 1970 a través de las máquinas arcade.  Desde ese entonces, el surgimiento del 3D y el acceso universal a Internet impulsaron avances tecnológicos que modificaron esta plataforma en todos sus aspectos. En la actualidad, la realidad virtual emergente anuncia un futuro lleno de promesas, tanto en el gameplay como en la experiencia de juego. Surge una pregunta: en este universo lúdico visual en perpetuo movimiento, ¿qué esperar de la localización?

Para responder a esta pregunta, es necesario entender que los videojuegos se volvieron multiformes. Se adaptan a los diversos soportes tecnológicos disponibles, del smartphone a la tablet táctil, así como la computadora y la consola de juego. Hoy en día, ya no se puede hablar de una categoría de videojuego sino de videojuegos únicos. ¿Ocurre lo mismo con la localización? ¿Existe una sola manera de traducir un juego o cada tipo de juego exige su propio procedimiento de localización?  Repaso general.

Los juegos en tablets y smartphones

Los videojuegos para dispositivos móviles conocieron el crecimiento más rápido del sector. Decenas de juegos surgen cada día, que enriquecen un catálogo abundante de softwares. La localización para juegos móviles tiene sus propias especificidades. Debe adaptarse a un resolución chica, a limitaciones importantes en la cantidad de caracteres y también a una gran variedad de productos posibles. El abanico de tipos de juegos disponibles en el mercado es enorme, del MMORPG Order and Chaos al inoxidable runner Subway Surfers, y alcanza para satisfacer la curiosidad de un simple casual gamer o también para saciar el hambre del más acérrimo de los hardcore gamers. El punto en común entre todos estos juegos móviles es la necesidad de realizar el lanzamiento en simultáneo para el mundo, lo cual implica plazos de entrega muy cortos para cada localizador. Muchas veces, la traducción es efectivamente la última etapa en el desarrollo de un  videojuego. Por esta razón, sucede que el cumplimiento de las exigencias de plazos muy cortos juegue en contra de la calidad final del producto.

Los juegos Triple A

Los juegos para PC y consolas, al contrario, gozan de mayores recursos humanos, de mayores posibilidades económicas y de potencia tecnológica. El caballito de batalla de esta categoría que simboliza por sí solo el crecimiento exponencial que conoció el mercado del video lúdico es el juego llamado «Triple A». Si bien el videojuego es un medio joven, al haber llegado a un cierto grado de ambición se inspira sin duda de su gran hermano audiovisual: el cine. Los elementos de narración, la calidad de la puesta en escena y la atención dedicada a los diálogos son algunos de los parámetros que vuelve la frontera entre los videojuegos y el cine cada vez menos clara. Con la única salvedad de que el videojuego sigue siendo interactivo. La localización de estas enormes producciones se volvió un verdadero desafío para el localizador, un desafío cercano a la creación artística. Para poder cubrir la demanda creciente de este sector, se crearon estudios especializados para el mercado de la localización.    Assassin Creed, The Witcher o Uncharted son algunas de las muchas franquicias prestigiosas que exigen el doblaje de cientos de miles de palabras con un promedio de 2500 palabras por día para cada localizador implicado en un proyecto. Cuando es posible, el estudio coordina entre los actores que pondrán sus voces y los traductores que crearon las líneas de diálogo.

Realidad Virtual y Aumentada

Anunciados como una revolución en marcha, los anteojos VR (o de Realidad Virtual) buscan su lugar, gracias por ejemplo a la Playstation VR que supo democratizar esta tecnología. En la práctica, para el localizador el cambio pasa por un disminución en la cantidad de contenido textual in game. La localización se concentraría entonces en la imagen y el sonido, para adaptar la experiencia a cada público según su cultura y su lengua. Aunque la realidad aumentada aún no consiguió hacerse su camino en los videojuegos pese a las promesas del HoloLens de Microsoft, Google tomó la delantera ya en 2014 al adquirir la tecnología World Lens Translator. Esta tecnología permite la traducción instantánea de todo texto capturado con una cámara. Los textos en fotos, la voz o también la escritura manuscrita también se detectan con esta herramienta.

La tecnología evoluciona y, a sus talones, también lo hace la localización. La tecnología y la localización tiene lazos estrechos, y será muy interesante constatar en el futuro el impacto concreto de esta nuevas tecnologías en el mercado de la traducción.

Descubra nuestros servicios de localización para videojuegos.